Quarta-feira, 2 de Fevereiro de 2011

Mis Camelias – 16 – por Raúl Iturra

(Continuação)

MEMÓRIAS DE PADRES INTERESADOS - ENSAIO DE ETNOPSICOLOGIA DE LA INFANCIA

Creo que, antes de pasar a los comentarios de los textos, querría hacer un comentario sobre el hecho de la paternidad. Normalmente, las personas amamos tener hijos que nos llenen de alegría y sean nuestra paz en el día de ellos tener su descendencia. Siempre he pensado que el estatuto de abuelo-abuela, es el mejor galardón para un padre y una madre que se han preocupado con sus hijos de todas las maneras posibles y con todas sus energías, que deben aceptar las reglas que nos imponen cuando los descedientes están a criar a sus propios hijos. Lo que menos desean es intromisión de sus adultos del día de ayer, los viejos del día de hoy, porque lo que para nosotros los adultos mayores es una delicia, para los nuevos jóvenes adultos acaba por ser una imposición, o, pero aún, una intromisión. Recuerdo, cuando yo era adulto joven, haber impuesto leyes de visita a nuestra casa a mis padres y a mi suegra. Mis padres tenían la costumbre de entrar en la casa de sus hijos casados, cuándo querían y a su conveniencia. Es necesario confesar que nunca venían con las manos vacías, siempre había regalos, como mi mujer y yo hacemos hoy, al visitar la casa de nuestros hijos y los hijos de ellos. Hoy en día, puedo advertir que era una intromisión en la vida de los que nos tenían criado con  grande esfuerzo y mucha paciencia. Quién me enseñó a hacer como debía ser, fue la madre de mi mujer: siempre estaba presente, de forma discreta, casi en silencio, siempre a ayudar en los quehaceres domésticos, cariñosa con sus nietas, sin nunca interferir en nuestra especial forma de educación, con mucha gente en casa, con visitas de las amigas de nuestras hijas y con un profundo sentido de la maternidad. Ese sentido de maternidad que la acompañó hasta su último día, heredado por sus hijas y sus nietas.

 

Hijas y nietas que han aprendido a controlar las incursiones de sus padres, especialmente las mías, dentro de sus vidas de adultos, particular y privada. Particular, porque piensan de otra manera, piensan de forma británica: toda persona es autónoma, libre e independiente, especialmente si los padres son padres gallinas, que están siempre a querer saber lo que se pasa con sus hijos y con sus nietos, o quieren ayudar cuando no es necesario, como piensan y creen en su entendimiento de padres jóvenes. La madre de mis hijos aprendió rápidamente que era mejor dejar solos a los hijos y a sus descendientes y preguntar sólo cuando ellos llaman. Las preocupaciones de nuestros hijos, las hablamos entre ella y yo. Es decir, cuando ella quiere hablar, que ni siempre es el caso, por ser una mujer prudente. La madre de nuestros hijos ha pasado también, por el hábito y las costumbres, a pensar y actuar como la cultura británica manda, en lo que tiene mucha razón, de otro modo no sobreviviría en una cultura ajena a nuestros hábitos y costumbres, al nuestro tipo de pensamiento, que es eso mismo, como mi suegra, de tentar cobijar sobre sus alas a toda las descendencia. Los hijos lo quieren ser solo cuando buscan el afecto y el apoyo de su madre, porque nosotros, los padres latinos, seguimos dentro del montón de información de los que desean saber sobre el comportamiento, salud, aventuras y desventuras de nuestros descendientes. Los padres latinos, somos ¡montoneros! No es un movimiento, es otro hecho social, como está definido por Durkheim, citado antes.  Montoneros del tipo Manuel Rodríguez, el patriota chileno que he citado en otro libro mío, pero que no puedo resistir colocar otra vez dentro del texto, para que mis descendientes sepan quién era el héroe que ayudó a  consolidar nuestra independencia como colonia de la Monarquía Española en 1810-1819: Héroe militar Coronel Manuel Rodríguez Ordoíza

Su vida pública comenzó el 11 de mayo de 1811, al ser nombrado Procurador de la ciudad de Santiago por el Cabildo Metropolitano. El 4 de septiembre de 1811, fue elegido Diputado al Congreso por la ciudad de Talca.

El 15 de noviembre de 1811, fue elegido Diputado por la ciudad de Santiago. El 16 de noviembre de 1811, fue nombrado Secretario de Guerra. La fuente de la información es el periódico del Sacerdote denominado el Padre de la Buena Muerte, Camilo Henríquez, fundador y Director del primer periódico chileno, La Aurora de Chile[93] . Era llamado de la Buena Muerte, debido a que la Orden de la cual era parte, estaba formada para asistir a los más enfermos, por un lado. Por otros, Camilo Henríquez se había librado de las investigaciones y reglas de comportamiento social mandadas por la Inquisición Española, de muy buena salud en la Colonia de Chile.

La denominada Santa Inquisición, que, de Santa, solo tenía el nombre, porque mataba paganos de toda suerte, definiendo pagano como todos aquellos que no cumplían los mandatos que "La Santa" iba creando, esta Santa lo perseguía por causa de sus escritos subversivos y en pro de la Independencia de la Colonia, llamada en ese tiempo El Reyno- la palabra no es una falta de ortografía, era así que se llamaba la Colonia hasta su emancipación en 1810 y pasó a ser República, el  día 12 de fevereiro de 1818, en un acta firmada por el Director Supremo en el aniversario de la Batalla de Chacabuco, en que habían corrido con los españoles monárquicos. O'Higgins fue nombrado Director Supremo y, en el día 12 de fevereiro de 1818, primer aniversario de la Batalha de Chacabuco, declara formalmente la independencia de Chile, que se confirmaría con la victoria del ejército chileno en la Batalha de Maipú, el 5 de abril del mismo año. El original de este texto está escrito en portugués, pero lo traduje de forma libre, texto completo con copia del Acta,  en la cita de la nota al pié de página[94]

Había aún batallas para ganar y dejar el país libre de  conquistadores. Aún cuando la batalla de Chacabuco, llamada así por haber sido peleada en esa encuesta de la Cordillera de los Andes, parte chilena, había acabado casi con el ejército de los españoles, con la colaboración del General  argentino José de San Martín, quién estaba advertido de los movimientos de las fuerzas realistas que lo esperaban del otro lado de la cordillera, por los informes que le hacían llegar patriotas que permanecían en Chile, como Manuel Rodríguez y Camilo Henríquez entre otros, enviados personales y guerrillas locales que hostigaban a los invasores. La información  aparece en la ligación que cito al pié de página[95]:

Pero aún había batallas necesarias de ganar. No es por acaso que el Acta de la Independencia hubiera sido redactada, escrita y proclamada en la, en ese tiempo, Villa de San Agustín de Talca, después de haber ganado las batallas contra las tropas realistas en los capos de fuera de la Villa, hoy ciudad, de  Lircay y de Cancha Rayada, en Talca, una batalla que los Chilenos iban perdiendo pero la intervención del pueblo de la Villa, y la llegada de refuerzos traídas por el General Freire, desde Concepción, salvó la Patria, como aún se dice en el lenguaje cotidiano de los chilenos, y Chile pasó a ser independiente. Salvar la Patria es usado como forma de hablar común cuando hay una catástrofe de cualquier tipo y se recupera lo perdido. Como ese día de los años 90 del Siglo XX, cuando perdí mi cartera con documentos y tarjetas de banco, en el terminal de buses que me transportaba desde Valparaíso hasta Talca. Llamé de inmediato por teléfono a mi hermana en Talca desde el terminal en que estaba y le pedí que mandara cancelar mis tarjetas. Para mi alivio, cuando dejé de hablar con ella, la cartera había sido encontrada por una señora que preguntaba: ¿De quién es esta cartera?. Bueno, mi alivio fue inmenso. Llamé de inmediato a mi hermana, que, sabiendo lo despistado que yo soy y lo cuidadoso con mis asuntos bancarios, aún nada había dicho al Banco, en ese Viernes de Enero de 1999, a las 12 del día. La llamé de nuevo, con mi hermana María de los Ángeles que me acompañaba, le dije. "Linda, ya la encontré", ella respondió: "Yo sabía, por eso no he llamado al Banco. Tú eres muy cuidadoso como para perder algo de tanta importancia. Salvaste la patria, hermano..."

Camilo Henríquez fue otro héroe de la Independencia de Chile. Como estas palabras son para mis descendientes, educados lejos de la memoria de  no puedo dejar de colocar dentro del texto, quién era Camilo Henríquez y cómo fue héroe de la Independencia de Chile. El texto, retirado de la información en línea, llamada Memoria de Chile, dice: Haciendo de la pluma una espada.

Camilo Henríquez nació el 20 de julio de 1769 en Valdivia. A los catorce años de edad fue enviado a Lima (Perú) por sus padres, para que continuara sus estudios básicos. En esta ciudad estuvo bajo la tutela de su tío materno, el Padre González, quien lo matriculó en el convento regido por la Orden de San Camilo de Lellis o de la Buena Muerte.


Fue durante los años de convento que Camilo Henríquez se consolidó como hombre de letras. En este lugar tuvo la posibilidad de conocer un mundo culto e ilustrado, además de tener contacto con hombres doctos y eruditos. Asimismo, fue allí donde asumió su discurso ideológico en pro de la libertad e independencia de las colonias del Nuevo Mundo.


Regresó a Chile en 1810, motivado por el movimiento emancipador que se estaba gestando, deseoso de transmitir sus ideas revolucionarias. Se entregó por entero a la causa de la Independencia y escribió una de sus mayores obras a favor de la libertad: La Proclama de Quirino Lemáchez, en 1811. Ese mismo año, redactó otro de sus famosos discursos, Sermón en la instalación del Primer Congreso Nacional con ocasión de la inauguración del Primer Congreso Nacional en Chile.

Tras la llegada de  la imprenta a Chile en 1812, Camilo Henríquez fundó el primer periódico de la nueva nación independiente, la Aurora de Chile. [96]

Esta publicación fue la que colaboró a informar lo que pasaba en Chile, significó una decisiva herramienta para este hombre de letras, quien se desempeñó, tras ser designado por la Junta de Gobierno, como uno de sus principales redactores.


Con la aparición de este primer periódico, el pueblo chileno pudo conocer los ideales republicanos de Camilo Henríquez, lo cual se evidenció desde la publicación del primer número, el 12 de febrero de 1813. Este número modelo, recibió el nombre de Prospecto, y en éste Camilo Henríquez señaló en forma clara los objetivos de La Aurora de Chile: construir los valores de la nueva nación chilena y configurar su identidad.

Esa Independencia ganada por nuestras descendientes en su edad adulta, que estamos  obligados a respetar.

Esta publicación no solo ayudaba a dar información, bien como era más una manera de entender lo que pasaba entre uno y otro lado de la Cordillera, ayudando así, Camilo Henríquez, a Salvar Patria.

Esta información no es toda mía, está retirada de varias fuentes de la historia  de la República de Chile en línea, que se encuentra en los sitios que voy a definir en breve. La Independencia de Chile no fue fácil de alcanzar. Al contrario, es hasta extraño que haya sido posible, porque había muchas derrotas y muchos desastres. Las fuerzas españolas sabían lo que debían hacer, las de los chilenos, ciudadanía creada apenas en 1829 por O"Higgins, antes de abandonar el poder y el mando y refugiarse en el Perú.

Chile entró en un período de inestabilidad, porque era muy difícil organizar un país habituado a ser gobernado desde afuera, Normalmente, la administración era hecha a partir de Madrid, con la intermediación del creado virreinato del Perú. No había experiencia de auto gobierno. Lo que existía era una manera de ser sometidos a las leyes no sólo del Reino de España, sino que también a lo que los condes y barones, o la aristocracia llamada criolla, mandaba, especialmente si esa aristocracia era capaz de mandar por poseer todas las tierras y los medios de trabajo y producción. La población nativa y la mestiza era mucho mayor que la población de propietarios. Siempre he dicho que Chile es un país de mestizos, solo que, me parece, nadie quiere creer.

Como he dicho en varios libros míos, la Historia de Chile contada por Jaime Eyzaguirre[97] y por Francisco Encina[98], acaba por ser una vergüenza. Ambos aseguran en sus textos de que Chile es de Raza Hispánica, como está definido hasta en las Enciclopedias de todo tipo, entre las cuales la Wikipédia, escrita por alguien que ha pensado en lo que no debe y ha escrito lo que es más conveniente, pero nada adecuado, esas palabras mías definidas en mi libro del año 2000, O saber sexual da crianças. Desejo-te, porque te amo. Libro en el que defino el origen de Chile y de los chilenos, texto ofrecido por mí a las Universidades Chilenas, pero que nadie quiere traducir porque las persona estiman que son muy españoles. Como Eyzaguirre y Encina, cuyos nombres y prosapia indican de inmediato que no hay relación de sangre entre sus familias y los denominados criollos de Chile. Es como si el cordón umbilical a la, denominada en Chile, la Madre Patria, el Reino de España, aún no se hubiera cortado. Hasta existe un día especial, el 12 de Octubre de cada año, que es fiesta y día feriado, llamado el Día de la Hispanidad, desde 1971, porque hasta el Presidente Allende lo que se celebraba era el Día de los Descubrimientos, idea ridícula de celebrar la muerte de tantas etnias naturales del continente americano, desde México, duro, peor aún en el Perú, y en Chile, de la forma que he narrado y probado en otros libros míos. En ese día se conmemora el descubrimiento de lo que, en esos  tiempos del Siglo XIV, más precisamente en 1492, Cristóbal Colón denominó las Indias Orientales, que pasó a ser, aún en vida de Colón, América o las tierras de Américo Vespucio, un asistente del Descubridor, que tuvo la idea de hacer un mapa de toda lo que es hoy, América Latina. Lo de latina, es lo que no entendemos por qué, si los romanos nunca estuvieron en el llamado hoy, Nuevo Continente. Talvez el nombre haya sido inventado para separar los dominadores de los dominados, todos dentro del Nuevo Continente. Asunto que se puede pensar al saber que partes de lo que era México, como Texas y otras provincias, don hoy de los Estados Unidos de América y no de la República de Estados Unidos de México.[99] Ese  día de la Hispanidad, en mi manera de pensar, debía ser cambiado y mudado para otro tipo de nombre: el día de la esclavitud, el día de la invasión, todo, excepto el día de la Hispanidad. Ha sido cambiado también, en el caso de Chile, para el Dia de la Raza.[100]

publicado por Carlos Loures às 15:00

editado por Luis Moreira às 15:17
link | favorito

.Páginas

Página inicial
Editorial

.Carta aberta de Júlio Marques Mota aos líderes parlamentares

Carta aberta

.Dia de Lisboa - 24 horas inteiramente dedicadas à cidade de Lisboa

Dia de Lisboa

.Contacte-nos

estrolabio(at)gmail.com

.últ. comentários

Transcrevi este artigo n'A Viagem dos Argonautas, ...
Sou natural duma aldeia muito perto de sta Maria d...
tudo treta...nem cristovao,nem europeu nenhum desc...
Boa tarde Marcos CruzQuantos números foram editado...
Conheci hackers profissionais além da imaginação h...
Conheci hackers profissionais além da imaginação h...
Esses grupos de CYBER GURUS ajudaram minha família...
Esses grupos de CYBER GURUS ajudaram minha família...
Eles são um conjunto sofisticado e irrestrito de h...
Esse grupo de gurus cibernéticos ajudou minha famí...

.Livros


sugestão: revista arqa #84/85

.arquivos

. Setembro 2011

. Agosto 2011

. Julho 2011

. Junho 2011

. Maio 2011

. Abril 2011

. Março 2011

. Fevereiro 2011

. Janeiro 2011

. Dezembro 2010

. Novembro 2010

. Outubro 2010

. Setembro 2010

. Agosto 2010

. Julho 2010

. Junho 2010

. Maio 2010

.links