Quinta-feira, 5 de Maio de 2011

“Yo, María del Totoral” - Ensayo de Etnopsicologia de la Infancia – 24 – por Raúl Iturra


 

Estos parágrafos, retirados de las notas a pié de página, requieren algunos comentarios. Tal vez Cecilia no tenga envidia, pero celos de su amigo y colega de colegio, Boris Viana. Llama nuestra atención para los diferentes significados de las palabras en lenguas diferentes. El libro de Klein fue escrito en alemán austriaco, donde la palabra significa un sentimiento más profundo que el de envidia. Tal vez la definición anterior a celos, sea una definición corta, como Bion, ya citado de su texto de 1966, dice que la crianza en el vientre materno, a partir de los 4 meses, tiene celos de cualquier cuerpo extraño que entre en el cuerpo de la madre, porque siente que le roban el alimento. En consecuencia, el análisis psicoanalítico no tenga tanta aplicación.                                                                                                                                                                           

 

Tal vez sea más necesario aplicar el análisis dialógico de la psico-fisiología, para entender las taimas[1] de Cecilia, taima, esto es, rabia, desobediencia, aislamiento y, especialmente, competencia para ganar y ser la primera. Lo que no se sabe es si de esta ventaja, ella hace burla a sus colegas o exhibe, frente a ellos, sus éxitos. De las entrevistas hechas y de las conversaciones sobre su historia de vida frente a su familia, consta que es al contrario: tenía miedo de que en la casa me castigaran, que me pegaran con varillas o que mis hermanas y mis primos no quisieran estar conmigo, que me abandonaran, por eso yo abandonaba antes, para no sufrir desilusiones.

 

 

Es necesario recordar que las familias latinas y católicas, hacen del grupo doméstico un icono, un ritual. Existe una estrecha unión, posible de observar, en la mayor parte de esos grupos familiares, con los niños pidiendo perdón a los adultos, cuando los adultos los castigan porque no realizan la voluntad paterna o materna, o porque su comportamiento no es adecuado al hecho de estar juntos[2]. Ese comportamiento es denominado por el autor citado adecuado, si se conforma a las normas culturales del grupo social; o conveniente, si la conducta se ajusta a la interacción social y a las normas culturales, apenas en público, para obtener una ventaja o una simpatía de personas que puedan garantir un lugar jerárquico de buena calidad a los niños o jóvenes. Ellos son los que saben manipular estos dos tipos de comportamiento. ¿Y la palabra cultura? ¿Por qué María de Botalcura cambiaba tanto de comportamiento? ¿Cuáles eran sus ideas, es decir la cultura social en la cual vivía?[3]

 

Este concepto requiere de comentarios, para entender el pensamiento de María Cecilia y de las familias que la rodean. La primera idea que me aparece en la mente, es el trabajo en conjunto que hacen las personas, especialmente el material da ayudarse a construir casas; en la vida rural, la llamada entreayuda o reciprocidad de trabajar juntos en una misma cosecha o en sembrar un campo, los miembros de diferentes casas de una misma familia. En Botalcura le llaman Mingaco, normalmente recuperada la fuerza de trabajo empleada entre casas, con productos repartidos de los parientes que recibieron la ayuda. Esta materialidad se puede denominar estrategias de producción[4].

 

Esta forma de trabajo, era también practicado por la familia de María Cecilia, donde ella participaba con los hombres. Es verdad que en el fundo El Totoral, por ser tan extenso, había también jornaleros. Como fue referido anteriormente, en el tiempo de la infancia de María Cecilia, los jornaleros eran pagos en tierra que la familia trabajaba para su sustento, y en pan, en cuanto el padre de familia iba a trabajar a las tierras del propietario, desde temprano en la mañana, hasta tarde en la noche. Normalmente, llevaban la comida que les hacían en casa, o alguien de casa llevaba comida en un tiesto especial, denominado vianda. El concepto de vianda, tiene varios significados[5], consignados en nota al pié de página. María de Botalcura, tenía que llevar vianda a su padre para el lugar de su trabajo. Era parte de lo que no gustaba hacer, decía que era trabajo de mujer y ella era apenas una niña pequeña. Y se resistía, reconociendo que con esta rebeldía, ganaba y no hacía lo mandado. No había manera de hacerla obedecer.

 

Las ideas de Melanie Klein sobre Envidia y Gratitud, se aplican perfectamente en este caso, como los conceptos de la versión inglesa,  editado por Routledge and Kegan Paul, como  comento antes.. La Gratitudno cumplida - y entre padres e hijos existe de forma abundante y con mucha frecuencia - es lo que la autora dice, al concordar en la definición del concepto con Karl Abraham de ser un elemento destructivo sádico oral e sádico anal, desde el comienzo de la vida. Es lo que parece sufrir María Cecilia, al pretender una gratitud que, al final, no existe[6]. Existe una envidia que nace de tener que compartir a las personas que ama profundamente –es la hija mayor, la hija de un problema secreto, la hija mimada, especialmente por el papá y muy poco por la mamá. Es decir, la hija de un supuesto padre desconocido, o por lo menos así ella lo cree y es suficiente esa creencia para que los hechos sean verdad y la hagan ver el mundo de forma diferente a las otras. Tiene miedo de sus primos, pero no de sus hermanas, con las cuales no juega ni participa en la vida de ellas, en esa edad crucial de los 4 y 5 años[7].



[1] Palabra Mapudungun, usada por los chilenos, como si fuera castellano.

 

[2] Este comportamiento está analizado por Iturra en los textos de 2000: O saber sexual das crianças, Afrontamento, Porto, así como en los de 1966: O saber da infância, ICE, Setúbal y 1988: O crescimento das crianças, Profedições, Porto. Estos conceptos están analizados por el autor en la Revista Proto Historia de Buenos Aires, 2001 y 2002.

 

[3] Concepto de cultura, para Garza Cuellar, [1] la cultura puede ser definida en un sentido amplio, como todo lo cultivado por el hombre, ya que comprende el total de las producciones humanas, tanto en el ámbito material (como, por ejemplo, los productos del arte y la técnica) así como en el espiritual (donde se mencionan las ciencias, el arte y la filosofía).

 

En un sentido más restringido, ésta se constituye por diversos saberes, tanto de tipo especulativo como práctico, que la humanidad ha alcanzado y recopilado, en forma más o menos sistemática, a lo largo de la historia.

 

Bell, la define como un proceso continuo de sustentación de una identidad mediante la coherencia lograda por un consistente punto de vista estético, una concepción moral del yo y un estilo de vida que exhibe esas concepciones en los objetos que adornan a nuestro hogar y a nosotros mismos, y en el gusto que expresa esos puntos de vista. [2] Mientras que para Inglehart la cultura se entiende como: los valores, las creencias, las capacidades y la gregariedad de los miembros de una sociedad determinada. [3].Así, el sistema cultural constituye una estrategia de sobre vivencia para la sociedad, ya que son los reglamentos sobre los cuales se funda un conjunto de personas que intercalan acciones entre sí para satisfacer sus necesidades. Ésta tiene una relación de apoyo mutuo con la economía y la política; es decir, bajo un sistema de creencias se justifica el orden social. Por otro lado, cualquier sistema sociopolítico se complementa y a la vez se apoya en un orden moral dado para obtener la legitimación de éste. Retirado de la Enciclopedia Net, Website: http://www.eumed.net/cursecon/libreria/2004/hjmc/3b.htm.

 

[4] Este estudio fue hecho en trabajo de campo, por el Antropólogo Raúl Iturra y los resultados fueron publicados en textos en Inglaterra, Francia, España, Hungría e Portugal. Lo interesante del caso es el análisis de la colaboración entre parientes, vecinos y amigos, que se deben favores. La primera observación de este sistema cultural, fue hecha al comienzo de los años 70 del siglo pasado, y la más reciente, a finales del Siglo XX, en las aldeas Gallegas de la llamada Parroquia de Vilatuxe, Galicia, España. Es el tipo de trabajo observado por el mismo autor en Botalcura, Huilquilemo, Pencahue y otros sitios de Chile. Esta forma material de cultura, tiene sus normas; decía una señora, al serle recordado que en el día siguiente era la trilla (malha) de su prima y que debía ir, respondió: ella no fue a la mía y es tan prima mía como yo de ella: primas somos, primas quedamos. Estas normas son las referidas por los autores citados en esta larga nota de pié de página, que corresponde al lector entender.

 

[5] Vianda, en Cuba, significa frutos del huerto; en México, un fruto, en Chile, un tiesto para transportar comida caliente. Para entender mejor este intríngulis, más ,puede acceder a la página web:  http://www.google.pt/search?hl=ptBR&q=Vianda&btnG=Pesquisar.


[6] Klein, Melanie, 1957, Envidia y Gratitud, ya citado. Para referir Gratitud, que es el objetivo de esta parte del texto, es necesario referirse antes a la envidia: la envidia y las actitudes a que da lugar, interfieren con la gradual formación del objeto bueno en la situación de transferencia. Si el alimento y el objeto primario buenos no pudieron ser aceptados y asimilados en el estadio más temprano, esto se repite en la transferencia, perjudicando el curso del análisis. La convicción real, como a menudo vemos en pacientes menos envidiosos, implica gratitud por el don recibido. El paciente envidioso también puede sentir que no es digno de beneficiarse con el análisis, debido a la culpa por su desvalorización de la ayuda recibida. Yo no presumiría que el pecho es meramente un objeto físico para el niño. La totalidad de sus deseos instintivos y fantasías inconscientes infunden al pecho cualidades que van mucho más allá del alimento real que proporciona. En el análisis de nuestros pacientes hallamos que el pecho, en su aspecto bueno, es el prototipo de la bondad, la paciencia y generosidad materna inagotables así como el de la facultad creadora. Son estas fantasías y necesidades instintivas las que tanto enriquecen al objeto primario, de modo que éste permanece como fundamento de la esperanza, la confianza y la creencia en la bondad. Este libro trata un aspecto particular de las primitivas relaciones de objeto y de los procesos y formas de internalizar sentimientos, cuya raíz está en las formas orales de expresión pública. Me refiero a los efectos de la envidia sobre el desarrollo de la capacidad para la gratitud y la felicidad. La envidia contribuye a las dificultades del bebé en la estructuración de un objeto bueno, porque él siente que la gratificación de la que fue privado ha quedado retenida en el pecho que lo frustró. Entre la envidia, los celos y la voracidad debe hacerse una distinción. La envidia es el sentimiento enojoso contra otra persona que posee o goza de algo deseable, siendo el impulso envidioso el de quitárselo o dañarlo. Además la envidia implica la relación del sujeto con una sola persona y se remonta a la relación más temprana y exclusiva con la madre. Los celos están basados sobre la envidia, pero comprenden una relación de por lo menos dos personas y conciernen principalmente al amor que el sujeto siente que le es debido y le ha sido quitado, o está en peligro de serlo, por su rival. Para entender mejor la citación, consultar el sitio web:  http://www.elortiba.org/mklein3.html o, para saber más, consultar la página Web:  http://www.google.pt/search?hl=pt-BR&q=Klein+Envidia+y+Gratitud&btnG=Pesquisar.

 

[7] sádico-anal: Sobre a fase sádico-anal da libido, o autor discorre sobre o componente instintivo do sadismo, mostrando em acção duas tendências opostas de prazer. Website: http://www.google.pt/search?hl=pt-BR&q=s%C3%A1dico-+anal&btnG=Pesquisar.

 

 

publicado por João Machado às 14:00

editado por Luis Moreira às 19:16
link | favorito

.Páginas

Página inicial
Editorial

.Carta aberta de Júlio Marques Mota aos líderes parlamentares

Carta aberta

.Dia de Lisboa - 24 horas inteiramente dedicadas à cidade de Lisboa

Dia de Lisboa

.Contacte-nos

estrolabio(at)gmail.com

.últ. comentários

Transcrevi este artigo n'A Viagem dos Argonautas, ...
Sou natural duma aldeia muito perto de sta Maria d...
tudo treta...nem cristovao,nem europeu nenhum desc...
Boa tarde Marcos CruzQuantos números foram editado...
Conheci hackers profissionais além da imaginação h...
Conheci hackers profissionais além da imaginação h...
Esses grupos de CYBER GURUS ajudaram minha família...
Esses grupos de CYBER GURUS ajudaram minha família...
Eles são um conjunto sofisticado e irrestrito de h...
Esse grupo de gurus cibernéticos ajudou minha famí...

.Livros


sugestão: revista arqa #84/85

.arquivos

. Setembro 2011

. Agosto 2011

. Julho 2011

. Junho 2011

. Maio 2011

. Abril 2011

. Março 2011

. Fevereiro 2011

. Janeiro 2011

. Dezembro 2010

. Novembro 2010

. Outubro 2010

. Setembro 2010

. Agosto 2010

. Julho 2010

. Junho 2010

. Maio 2010

.links